Canal de El Menjú Cieza

La Confederación se hace cargo de la limpieza de residuos del Canal de El Menjú

El canal abandonado del Salto de El Menjú, que había sido colmatado y enterrado por resíduos procedentes de las obras que se están realizando en el entorno, ya han sido retirados por la Confederación Hidrográfica del Segura, tras los reiterados requerimientos hechos por  la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Cieza.

Fuentes municipales informan de que se trata de un elemento catalogado y protegido que había sido colmatado y enterrado por residuos de las obras allí realizadas, enmarcadas en el Proyecto Riverlink, consistente en la construcción de una pasarela para facilitar la remontada de obstáculos que encuentran  los peces a lo largo del rio.

La utilización del canal para arrojar los restos de árboles cortados en la zona había sido hecha con la autorización del propietario del paraje, sin tener en cuenta que se trata de un elemento protegido incluido en el Catálogo del Plan General de Cieza.

Desde la Concejalía de Medio Ambiente se ha mostrado la satisfacción porque las gestiones realizadas durante varios meses hayan tenido respuesta, corrigiendo este error, anunciando asimismo que ahora se van a llevar otra serie de actuaciones consistente en la restauración botánica  y ecológica con especies autóctonas.

La Central fue abandonada en 2010

En febrero de 2010 la Confederación Hidrográfica del Segura decidió el cierre de las instalaciones por abandono, tras tras la demolición de una central que no funcionaba desde hacía años y dado que éstas se encontraban en estado de permanente abandono y ruina. La Confederación recuperaba así  la zona de Dominio Público Hidráulico (DPH) y ponía fin a la derivación de agua del río Segura hacia el citado complejo.

Hasta ese momento, El Menju contaba con una concesión de aprovechamiento hidroeléctrico que le permitía desviar 8.000 litros por segundo del Segura en el denominado salto de El Menjú, una autorización que seguía en vigor pese al abandono del complejo años antes, por lo que se inició el expediente de caducidad que el reglamento del DPH permite cuando se constata la interrupción permanente de la explotación durante tres años consecutivos por causas imputables al titular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *