La Consejería de Fomento repara la travesía de Cieza con la mejora del firme

El consejero de Fomento, Obras Públicas y Ordenación del Territorio, Francisco Bernabé, acompañado por el alcalde de Cieza, Antonio Tamayo, realizó hoy una visita de inspección a obras que se han realizado en la travesía de la localidad (T-511), dentro del casco urbano, en el tramo que discurre entre la calle Juego de Bolos, en la intersección con la carretera RM-532, y la avenida de Juan Carlos I.

Al acto acudieron igualmente la portavoz del Gobierno municipal, María José García Parra, y el concejal de Obras y Servicios, Fernando Tamayo.

Bernabé explicó que «se trata de un tramo que alcanza los 560 metros, con un ancho medio de calzada de 11,5 metros, en el que se ha llevado a cabo una mejora del firme para reparar el deterioro producido, no sólo por el transcurso del tiempo, sino también por la intensidad de tráfico que soporta».

El titular de Fomento destacó que «debido a que el tramo que se ha reparado es urbano, se ha utilizado maquinaria de última generación y respetuosa con el medio ambiente y, en concreto, se ha requerido de una extendedora de aglomerado que presenta unos niveles de ruido, medidos en decibelios, extremadamente bajos, para interferir lo menos posible en la vida cotidiana de los vecinos».

Las obras realizadas, con un coste económico de 43.250 euros, han consistido en la mejora de la capa de rodadura del firme y de la sección resistente de la carretera, por medio de la extensión de aglomerado con un espesor medio de cinco centímetros.También se ha tenido que fresar parte del firme existente en una banda longitudinal colindante con los bordillos de las aceras, para mantener su altura actual. Además, se han pintado las marcas viales horizontales, tanto en eje como en laterale

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *